Se inician los trabajos en la tumba del Visir Amen-Hotep Huy.

Fuente:

 

El equipo del proyecto estará formado por 24 personas, entre ellos Belén Gutiérrez, la tercera becaria de la Fundación Gaselec.

Proyecto “Visir Amen-Hotep Huy” (Luxor, Egipto), liderado por el IEAE y financiado casi en su totalidad por la Fundación Gaselec, ha comenzado su VI campaña con 13 de los 24 miembros que serán tras la incorporación en unas semanas del resto del equipo. Entre ellos recordamos que se encuentra Belén Gutiérrez, la tercera becaria de la Fundación Gaselec. 

 

Tras un largo viaje, la primera semana las tareas fundamentales son organización y logística. También es elemental el training que se efectúa para los novatos pero al que acuden todos, y que consiste en repasar las características del monumento que se excava y de su momento histórico, al que este año se ha unido la explicación magistral del director de la excavación y del IEAE, Francisco Martín Valentín, sobre el descubrimiento realizado la pasada campaña y que confirma la corregencia entre Amenhotep III y su hijo Amenhotep IV (Akhenatón). Parte del entrenamiento también consiste en enseñar a los nuevos el método de registro de las piezas halladas que se sigue, con sus fichas y el sistema informático. Este año hay una novedad en cuanto al dibujo arqueológico de los hallazgos, por lo que todos se unen en su aprendizaje. 

A finales de la semana pasada accedieron de nuevo a la capilla del visir, donde emprenderán la reconstrucción y restauración de los relieves de las columnas, paredes y techo, para lo que tendrán que rescatar los fragmentos con relieves de entre las más de diez mil piezas que hay en el almacén de campañas anteriores. Por otro lado, mientras los nuevos voluntarios continúan familiarizándose con las herramientas de trabajo, los obreros van despejando el camino y haciendo terrazas para contener los escombros y facilitar el trabajo en una nueva zona del patio. 

El equipo de la misión española del IEAE afronta con ilusión y tesón esta nueva sesión de trabajos arqueológicos que seguro deparará más de una alegría. Tendremos que estar pendientes de las sorpresas que les aguardan bajo la arena del desierto egipcio.