El Instituto de Estudios del Antiguo Egipto agiliza los preparativos para el estudio de la momia de la cantora de Amón.

Fuente:

El Instituto de Estudios del Antiguo Egipto agiliza los preparativos para el estudio de la momia de la cantora de Amón localizada en la última campaña de excavaciones financiada por la Fundación Gaselec en Lúxor. La traducción de los textos localizados en el sarcófago va muy avanzada y ahora se plantea un análisis detallado de los restos mediante modernas técnicas de exploración. 

 

La misión española del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto descubrió el pasado mes de diciembre, dentro del Proyecto Visir Amen-Hotep Huy, un sarcófago que contenía una momia de una Cantora del Dios Amón datados entre las Dinastías XX y XXI. Estaríamos hablando de un descubrimiento que se remonta a mil años antes de Cristo y catalogado como de gran importancia. La codirectora del proyecto, Teresa Bedman, califica el hallazgo como único y de gran rareza.

 

 

La momia, que fue localizada en la tumba número 28 de la necrópolis de Assasif, será sometida a un estudio detallado mediante técnicas de exploración radiológicas avanzadas en Lúxor a la vez que se procederá a la restauración del sarcófago.

La momia hallada en Lúxor data del Tercer Período Intermedio faraónico, entre los años 1075 y 650 antes de Cristo. El ataúd que la contiene está fabricado en madera y yeso y cuenta con unas dimensiones de 180 centímetros de largo por 50 de ancho y 48 de alto. En la talla se aprecia la figura de una mujer con los brazos cruzados, una peluca con una corona de flores y un collar, mientras que las facciones de su rostro están esculpidas con gran precisión.