Valle de los Reyes 

 

En octubre partirá hacia Luxor, la ciudad egipcia donde se desarrolla esta campaña arqueológica en la tumba del visir Amen-Hotep, llamado Huy, que financia la Fundación Gaselec. La satisfacción de participar en esta excavación es superior a la preocupación que le podría producir la situación que se vive en Egipto. «Me han explicado que aquella zona es tranquila, que no hay problemas de ningún tipo con los arqueólogos y las excavaciones», zanja el debate. 

 

Las excavaciones en la tumba del visir Amen-Hotep es uno de los dos proyectos permanentes del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. El otro, también en Luxor, es el que se conoce como Sen-En-Mut. El trabajo está bajo la dirección de Francisco Martín Vallejo y Teresa Bedman. El monumento en el que trabajará Daniel González está considerado de gran importancia arqueológica, artística y cultural, ya que pertenece al reinado de Amen-Hotep III (en el denominado Nuevo Imperio, hacia 1360-1352 aC.) y en concreto a unos años de gran agitación y turbulencia durante ese reinado, hasta el punto de que hay un gran vacío documental sobre este periodo. Por esto, el esclarecimiento de la misteriosa personalidad del visir Amen-Hotep Huy podría ser de gran importancia para conocer mejor este vacío histórico.

 

Fruto del trabajo del equipo español se ha conocido que esta tumba pudo ser un centro de momificación. Tenía treinta columnas con capiteles y una capilla de cerca de 500 metros cuadrados. En sucesivas campañas se han censado más de cinco mil hallazgos, entre ellos una cincuentena de momias y múltiples restos de sarcófagos y otros importantes objetos de mobiliario funerario.

 

 

De Teatinos a la mítica Tebas

Daniel González, con un desplegable del Antiguo Egipto. Álvaro Cabrera 

Fuente:

 

Daniel González, un estudiante de quinto curso de Historia en la Universidad de Málaga, ha obtenido una beca de la Fundación Gaselec (primera institución cultural privada de Melilla, dependiente de la empresa distribuidora de energía eléctrica de la Ciudad Autónoma) para participar en una campaña arqueológica en Egipto. Este joven melillense reconoce que desde el instituto sentía una gran curiosidad por el mundo clásico, Grecia, Roma, y por Egipto, claro está. Por esto sus estudios de Historia en la UMA, que está a punto de acabar, con un buen expediente. Ha participado como voluntario en el Cementerio de San Rafael en la exhumación de cadáveres de represaliados republicanos durante la guerra civil. «Ha sido una experiencia muy positiva, hemos aprendido mucho y creo que ha sido algo que me ha ayudado a conseguir esta beca», afirma. En San Rafael participó en estas tareas de exhumación y clasificación de los restos humanos que se encontraban en esta gran fosa común.