La melillense Belén Gutiérrez se hace con la tercera beca arqueológica de la Fundación Gaselec

Fuente:

 

La melillense Belén Gutiérrez ha sido la persona seleccionada para disfrutar de la tercera beca arqueológica de la Fundación Gaselec.Esta beca permitirá a la joven melillense incorporarse al equipo de excavación que lidera el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto (IEAE) dentro de su proyecto ‘Visir Amen-Hotep Huy’, en Luxor (Egipto). Belén Gutiérrez es estudiante de último año de la licenciatura en Historia, y ha sido precisamente el período académico que atraviesa y su experiencia con materiales arqueológicos, lo que ha determinado la decisión del IEAE, que dirige este proyecto financiado de forma mayoritaria por la Fundación Gaselec.

 

La joven se está formando en la Universidad de Málaga, ciudad en la que reside debido a sus estudios. Estaba pensando realizar el Máster en Educación una vez finalizada la carrera, pero nos confiesa que esta oportunidad es un sueño hecho realidad. Su experiencia más destacada en el campo de la arqueología son las tres campañas que ha participado en las excavaciones y el centro arqueológico de la Casa del Gobernador, en Melilla.

La joven se está formando en la Universidad de Málaga, ciudad en la que reside debido a sus estudios. Estaba pensando realizar el Máster en Educación una vez finalizada la carrera, pero nos confiesa que esta oportunidad es un sueño hecho realidad. Su experiencia más destacada en el campo de la arqueología son las tres campañas que ha participado en las excavaciones y el centro arqueológico de la Casa del Gobernador, en Melilla.

 

Con la elección de Belén, se materializa por tercer año consecutivo el deseo de la Fundación Gaselec de acercar a todos los melillenses la importante excavación que financia y que este año ha saltado al panorama cultural internacional por el hallazgo de relieves que corroboran la corregencia entre Amenhotep III y su hijo Amenhotep IV, más conocido como Ajenatón. La mayoría de solicitudes recibidas destacan por ser de personas con formación arqueológica, bien estudiantes o bien personas con años de experiencia profesional en el campo. La elección de una estudiante de Historia supone un hito para Belén, tanto a nivel académico como personal, en una etapa en la que engrosar el currículum con experiencia profesional es complicado.

 

 

Pero la principal característica de esta tercera convocatoria, como ya ocurrió el año anterior, es la gran difusión que ha tenido a través de Internet gracias a las redes sociales, llegando incluso a países sudamericanos, pues se han recibido e-mails solicitando información sobre la beca desde Argentina, Colombia o París.

 

Ahora a la nueva becaria le toca prepararse para una intensa experiencia de dos meses que comienza el próximo octubre. A partir de entonces, tendrá que adaptarse al duro horario de trabajo del equipo, levantándose a las cinco de la madrugada y soportando las condiciones extremas propias de una excavación de este calibre. La Fundación Gaselec correrá con todos los gastos derivados del desplazamiento, alojamiento y manutención de la seleccionada durante su estancia en Egipto.

 

Mientras tanto, Belén Gutiérrez afirma no creérselo ya que solicitó la beca sin muchas esperanzas, aunque destaca que su familia le ha hecho ver la gran oportunidad que se le ha brindado y piensa aprovechar la experiencia al máximo.