Según cuenta en una entrevista concedida a 8madrid sur TV, Francisco Martín Valentín, de este visir desapareció toda información escrita y gráfica, tanto durante su vida como después de su muerte, por luchas religiosas. Ahora este grupo de investigadores españoles que trabaja sobre el terreno, está reivindicando su figura y ha llegado incluso a ponerle cara. Su trabajo, trata de completar un vacío histórico que permitirá conocer mejor el final de la dinastía XVIII.

 

Un trabajo apasionante, en el que se descarta todo tipo de mitos, que a veces han rodeado las excavaciones y los estudios sobre egiptología. Francisco Martín asegura que las maldiciones nunca fueron tenidas en cuenta por los expertos y recomienda visitar Egipto, “un país seguro para los visitantes a pesar de todo lo que ocurrió”, como la mejor forma de acercarnos a esta apasionante civilización.

 

Al trabajo de este equipo de españoles les quedan años por delante, si la crisis y la financiación se lo permiten.

Arqueólogos españoles rescatan del olvido la figura del Visir Amen-Hotep Huy 

Un grupo de arqueólogos del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto está redescubriendo para la Historia la figura del Visir Amen – Hotep, llamado Huy, a quien la historia le había relegado al olvido por luchas religiosas del momento. Se trata de una misión científica dirigida por el máximo responsable de este Instituto, Francisco Martín Valentín, quien ha recordado que el Visir era uno de los personajes más influyentes del reinado de Amen – Hotep III.

 

Martín Valentín nos habla de cómo las excavaciones que se hacen en la zona de Luxor Occidental desde 2009, donde se encuentra la tumba del visir, están arrojando datos muy significativos sobre esta figura, relegada a un auténtico ostracismo “en vida y tras su muerte”. El monumento tiene una gran importancia arqueológica, artística e histórica, por pertenecer al reinado de Amen Hotep III y más específicamente al periodo entre los años 28 y 36 del reinado de este soberano, momento agitado e interesante del Imperio Nuevo egipcio.

no salen del país por orden del Gobierno de Egipto. 

Fuente: