Un número divertido de la partida de Teresa e Inés. Os acordáis del camarote de los hermanos Marx... pues mirad las fotos. Sí, sí, la de Maribel en el coche no es de coña, es como ha tenido que venir esta mañana al aeropuerto porque no había más sitio. Teresa y Eduardo delante, y el maletero a tope de maletas y Maribel donde veis, y porque no tenían baca que sino.... Y después de las fotos de rigor con los carteles embalados, a facturarlos y a enviarlos... Uy, perdón, sino caben por la puertecilla de las maletas. Que pena no haber tenido cámara de video. Imaginaos lo que sigue:

 

Teresa y Eduardo se van con los carteles a intentar que los pasen por otro lugar y... tampoco cabían. "Madre mía, y ahora que hacemos. ¡Llamar a los especialistas!" Llegan dos hombrecillos. "Uy, eso no va a caber por ahí." Menos mal que eran especialistas, eso ya lo sabíamos los demás. "Van a tener que acompañarnos." "¿A dónde?" Teresa e Inés se miran incrédulas. Mientras los hombrecillos, cual Hernández y Fernández: "Llévese los billetes." "No, no hace falta", dice el otro. "Que coja el pasaporte." Y el otro: "Sino, no hace falta" Y añade: "Usted coja el pasaporte, por si tiene que entrar." A Teresa se le iban los ojos de un lado a otro. "Pero ¿adónde nos vamos a ir? Yo sin mis carteles no me voy." Eso es Teresa, tu imponte. Bueno, total que nos despedimos, no fuera que nos quisieran llevar a todos en comandita. Y de pronto... Nos volvemos a cruzar con los carteles en la calle, en el parking. Pero que pretendían, ¿que los llevaran empujando en carrito hasta Luxor? Lo dicho, de película de los hermanos Marx. "Los del IEAE en el aeropuerto".

 

Al final, llegaron todos sanos y salvos, carteles incluidos, claro.Seguiremos informando...

 

 

 

 

Madrid, 30 de Octubre 2009