Asasif, 3 de Octubre 2010

Comienza un maravilloso día de trabajo en la necrópolis tebana.

 

A las 5 de la mañana nos hemos puesto en pie, pues los nervios y los ladridos de López-Amón, que no ha parado en toda la noche, nos han hecho madrugar mucho. Nos hemos tomado el desayuno, hemos preparado el fatur y hecho acopio de todo el material que hemos de llevarnos a la excavación.

 

A las 6,35 ha venido a buscarnos Naga. Nos esperaban algunos de los obreros que ya estuvieron con nosotros en la campaña pasada. Es grato ver caras conocidas.

 

Saludamos al Inspector y empezamos los trámites de la apertura del almacén.

 

Se rompe el lacre que se puso al cierre de la campaña anterior...
Francisco y el inspector hacen una inspección para comprobar que todo está correcto.

 

Los obreros sacan los mástiles para colocar la tienda.

 

Este año vamos a tener dos puntos de trabajo: el punto de obra, como el pasado año; y una más grande cerca del almacén, ya que es más operativa para el control de las fichas, restauración y control fotográfico.

 

Una vez que la primera de las tiendas ha quedado instalada, Hasan Ahmed junto con otros obreros comienzan abrir la tumba que la pasada campaña habíamos tapiado.

 

El calor es intenso, tan intenso que no podemos permanecer trabajando más allá de las 12,30. Así que hemos decidido que durante el tiempo que dure este terrible calor otoñal comenzaremos a trabajar a las 6,30 de la mañana para así aprovechar mejor las horas menos duras.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.