A las cinco de la mañana suena el despertador en las casa de la Misión Española, y comienza un nuevo día en la necrópolis tebana.

 

Ya se va notando que los días son más cortos, que amanece un poco más tarde y que hace ya algo de fresco.

 

A las 6,30 en punto entramos en la necrópolis del Asasif donde los obreros nos dan los buenos días y nos ayudan a descargar los materiales del coche: ordenadores, agua, mochilas….

 

Como cada mañana y antes de comenzar, limpiamos de polvo y barremos el sitio donde vamos a trabajar.

 

Mientras unos hacen esto, otros sacamos el material del almacén general, las brochas, material de restauración, bolsas, etiquetas, guantes, mascarillas, los paletines…

 

Teresa agrupa al equipo y mira las necesidades de cada día repartiendo la fuerza del trabajo entre los dos puntos calientes: la excavación y los almacenes desde donde se clasifica y documenta todo.

 

Ahmed, sueña con restaurar las columnas del Visir y hoy, incluso antes de ir a saludarnos y decirnos buenos días, ya ha pasado por la tumba para ver la parte de la columna que ayer liberamos del escombro, para ver como ha trabajado el testigo que colocó.

 

Comenta a Francisco que hoy va a trabajar restaurando la columna J7 inyectando y reparando las grietas de la misma, en esta labor es ayudado por Yambo, Ana y Fernando.

 

Terminamos de bajar en la M6 y 7 y volvemos al principio, a la J4 y siguientes, para volver a bajar otros 20 centímetros

Luxor, 28 de Octubre 2013

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.