Amanece un nuevo día en la necrópolis tebana.

 

Ayer por la noche, y muy tarde llegó el último integrante de nuestra misión por esta campaña: Gustavo Cabanillas. Al retraso que sufrió su vuelo en la salida de Madrid se añadió que le abrieron todos los paquetes y maletas, de ahí que casi llegasen sobre las 2,30 de la madrugada a la casa de la Misión, casi cuando ya estaba a punto de cantar nuestro gallo madrugador. Y es que tenemos gallo propio. No sabemos de donde ha venido, pero vive en una higuera de nuestro jardín. Se pasea como si fuese el “rey” de la casa. Curiosamente López-Amón, nuestro fiel guardián canino, lo tolera y hasta acepta que se coma parte de su pienso, y beba de su agua, sin comérselo a él. 

 

A la hora del “fatur” tanto el “Mudir” Francisco como Gustavo se han incorporado a la Misión. Como casi todo el equipo es el mismo de la pasada campaña, salvo Eva, Laura y Sergio, nuestros magníficos estudiantes que están realizando una excelente labor y están aprovechando todo este tiempo aprendiendo y pasando por los diferentes departamentos de la excavación. Por las manos cuidadosas de Eva, Laura y Mari Fe, pasan diariamente tres mil años de historia, todo lo que aparece en la excavación para su clasificación. Esto les ha valido para aprender y recordar jeroglíficos, materiales.... ¡Es un buen taller de aprendizaje!.

 

Francisco ha comentado y enseñado a Gustavo el progreso de la excavación, ya que Gustavo no estuvo durante la pasada campaña hasta el final de la misma. Ha notado el “gran empuje” que hemos dado en el interior de la capilla del Visir. 

 

Gustavo que, en esas famosas cajas que le abrieron en la aduana de Luxor, traía potentes focos y un extractor para el polvo que se origina en el interior de la tumba, se ha puesto rápidamente manos a la obra y ha empezado a colocar el extractor ayudado por José Luis.

Luxor, 23 de Noviembre 2011

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom