Al amanecer, el al muezzin, llama a la oración y nos despierta.

Bueno, hay que ir haciéndose a la hora!

 

Después del desayuno comenzamos a sacar el material que hemos traído de España. La comida a la despensa y el material de trabajo al almacén general.

 

A pesar que todo se quedó perfectamente embalado, cerrado y etiquetado en su caja correspondiente, el polvo acumulado es terrible, así que, Francisco, Chema y Teresa, trapo en mano, empiezan, primero por limpiar y después por colocar y seleccionar.

 

Hacia las 2 de la tarde lo tenemos todo casi colocado, y el resto del equipo, que hizo lo propio en las otras dos casas de la Misión, llegan y todos juntos nos vamos a Luxor para hacer las compras de comida, limpieza, etc…. para comenzar la semana 

Luxor, 20 de Octubre 2012