Madrid, 2 de Octubre 2017

Después de muchos preparativos, llegó el día ...

 

Como siempre, quedamos a las 12 de la mañana en la Terminal 1 del aeropuerto de Madrid-Barajas. Algunos compañeros, ya habían llegado a Madrid el día anterior, porque siempre pueden ocurrir imprevistos, de retrasos, cancelaciones. Otros procedente de Sevilla, Málaga, Huesca llegaron directamente al aeropuerto

 

En este primer grupo salimos 14 de los 41 miembros de que se compone el equipo de este año 2017. Familiares, amigos y algunos de los componentes del equipo que llegarán más tarde, han venido a despedirnos.

 

Comienza el reagrupamiento de equipajes: 30 maletas para facturar, 14 maletas de cabina, 14 mochilas, 14 ordenadores, y 1 equipo de fotografía, es decir más de 750 kilos de equipaje.

 

Comienza la facturación. Entre todos, revisamos que todo el equipaje esté perfectamente identificado, con el deseo de que todo llegue en perfectas condiciones a Luxor, nuestro punto de destino.

 

Después, la foto de rigor con la familia, los amigos y los compañeros. Muchos besos y buenos deseos de todos para que tengamos una buena y fructífera campaña.

 

Como llevamos tanto equipaje de mano, tuvimos que hacer una cadena entre todos para pasar el scanner, con la perplejidad de la Guardia Civil y los señores de seguridad, que nos comentaron entre sonrisas, la buena organización, que si llevábamos un avión entero para nosotros… También nos preguntaron dónde íbamos y nos desearon que encontrásemos cosas muy bonitas.

 

Todo va sobre la marcha. Cambio de avión, y de nuevo en el aire. Ya estamos más cerca de casa!!!

 

A la hora prevista, sobre las 12 de la noche, aterrizamos en Luxor.

Y aunque cansados, a todos,  se nos notaba la alegría por haber llegado.

Ahora quedaba el último paso, ¿habría llegado todo el equipaje? Y en efecto, por la cinta transportadora, empezaron a salir una maleta, dos  maletas, hasta completar las 30 plastificadas de naranja para distinguirlas mejor.

 

Ya en la aduana, ahora las maletas se pasan por un escáner, y aun así, los bultos con el mortero nos los hicieron abrir.

 

Y así, salimos del aeropuerto donde nos esperaban Yilid con dos coches para llevarnos a todos nosotros y nuestros equipajes

 

La suave brisa tebana nos acaricia el rostro, hemos vuelto a casa!!

 

Comienza  la IX Campaña del Visir Amen-Hotep Huy