Bajo la protección de Santa Laura, comienza un nuevo día en la necrópolis Tebana.

 

Algunos globos surcan los cielos tebanos a esta primera hora de la mañana. Nos encaminamos como todos los días hacia nuestro yacimiento donde nos esperaban, como está siendo habitual, el ya desagradable rifirrafe con los nuevos obreros que buscan trabajo. Hemos cogido de nuevo 10 personas más, estando ya al límite de nuestras posibilidades. Tenemos ya una cuarentena de trabajadores.

 

Los trabajos en el almacén siguen siendo la labor prioritaria de Eva, Laura y Chema. Aún estamos terminando las cajas de los últimos días de la campaña pasada que quedaron pendientes y esta labor, se espera tener terminada el próximo lunes para que ya podamos comenzar con el abundantísimo material que está aportando el yacimiento.

 

Las catas K6 y K7 nos están ofreciendo gran cantidad de restos correspondientes al techo que llevó inscripciones con el nombre y títulos del Visir.

 

En las mismas catas nos están apareciendo, a una altura de unos dos metros con respecto a roca madre, unos bloques de caliza, semejantes a los que ya aparecieron en la campaña pasada.

 

Paloma sigue protegiendo los relieves de la puerta que se encuentran en muy malas condiciones. Alá mientras tanto la asiste rellenando las grietas existentes en los muros de entrada, derecha e izquierda.

 

Francisco junto a Mahmud, siguen muy de cerca los progresos en el interior de la excavación a pesar del polvo y el calor que existe dentro de la misma.

 

Sergio continua con sus mediciones en el interior, en el exterior... y ahora también en los dos almacenes que están terminando de limpiar y que dada su naturaleza no regular, habrá que diseñar unas estanterías especiales, ya que uno de los mismo estará destinado a albergar las 42 momias que tenemos ahora al final del almacén principal.

Luxor, 19 de Octubre 2011

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.