Asasif, 10 de Noviembre 2009

Con un sol espléndido comienza este nuevo día en la necrópolis tebana.

 

Comenzamos el trabajo donde lo dejamos ayer: un equipo continua trabajando en las cuadriculas G5 y 6, mientras que el otro se encuentra en la 7H.

 

Hacía las 7.30 de la mañana comienzan a parecer restos de cuentas de collar. Seguimos bajando. A continuación: el primer ushebti. Es pequeño y de época tardía, pero..... como si fuese el más grande de los ajuares funerarios.

 

Aunque no lo decimos, todos estamos nerviosos. Miramos de soslayo a los trabajadores que están más cercanos a la puerta. Vamos despacio, pues la situación es delicada, pueden producirse desprendimientos.

 

Poco a poco la entrada se va despejando...

 

 

 

 

 

 

Una gran piedra nummulítica tapona parte de la puerta. Es necesaria la fuerza de siete hombres para moverla. Finalmente se consigue y la entrada queda algo mas despajada pero es necesario reptar. La primera en entrar es Teresa que toma las primeras fotografías.

"¡Emocionante!" - nos dice.Mientras tanto ha llegado el electricista del Servicio de Antigüedades. Vamos a tomar la luz de la caseta de los guardianes que tenemos encima de la colina. Se continua trabajando en la entrada para hacerla más grande. Pero ha llegado la hora del fatur y todo se paraliza.... Que nervios!

 

A las 11 se reanuda el trabajo. Estamos expectantes.... Ya tenemos luz.

Provistos de mascarillas y una antorcha entramos en la tumba.....

Es una gran sala hipóstila que tuvo en origen 30 columnas papiriformes cerradas. Quedan en pie tan solo dos de ellas, en la zona de la derecha. El resto está en el suelo pero en muchos casos se observa el fuste. Hay mucho material desprendido por el suelo.

Localizamos a nivel de superficie varias momias despojadas de sus ajuares y vendajes, testigos mudos de saqueos sin piedad.

Con sumo cuidado y con la antorcha en la mano, recorremos toda la sala hipóstila. Descubrimos el nombre del dueño de la tumba:
 

Amen-Hotep, justificado.

La tumba debió ser habitada en otros tiempos, pues restos de hollín cubre paredes y techo. Otro de los enemigos de la tumba es la gran cantidad de sales que afloran.

 

El desprendimiento de techo y columnas ha originado gran cantidad de restos que tendremos que quitar en su momento.

 

Hoy ha sido un gran día.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.